|

Cómo mantener la presión de la caldera en valores óptimos

presión de la caldera

Conocimientos previos a la instalación de una caldera

Siempre que desees instalar una caldera nueva o simplemente realizar el mantenimiento de tu modelo actual, es de vital importancia saber cómo poder bajar la presión de la caldera y cómo volver a presurizarla en caso de tener que enfrentarte a este problema.

Tener este conjunto de habilidades clave ayudará a que tu sistema de calefacción sea más eficiente energéticamente y mantenga bajos los costes.

Una caldera modera suministra la calefacción y el agua corriente sanitaria ACS, aunque es importante recordar que la presión de la caldera y la presión del agua son dos cosas distintas.

La presión de la caldera se refiere a la presión del agua caliente que corre en su sistema de calefacción central sellado, mientras que la presión del agua es la presión con la que el agua sale por los grifos.

Razones por las que la presión de la caldera es importante

Principalmente, si la presión de la caldera es baja, su sistema podría cortarse, impidiendo que funcione la calefacción.

Alternativamente, si la presión de la caldera es alta, el sistema se sobrecargará más allá de su capacidad normal y esto podría ocasionar fallos y averías.

¿Cuál es la presión correcta para una caldera?

Si bien no todas las calderas tienen los mismos requisitos de presión, la mayoría de los sistemas de calefacción funcionan dentro del rango de 1 a 1.5 bar.

La presión exacta de tu caldera se puede medir en el manómetro de la caldera, que generalmente es visible en la parte frontal del panel de control.

Cómo subir la presión de la caldera

El método más común utilizado cuando se trata de recargar la presión de la caldera es verificar y usar el enlace de llenado del circuito de la caldera. Estos vienen en tres variedades diferentes según la antigüedad y el fabricante de tu unidad:

  • Enlace de llenado externo: como sugiere el nombre, este circuito de llenado se encuentra fuera de la unidad, generalmente debajo o al lado del sistema.
  • Enlace de llenado con llave: generalmente se encuentra interna, debajo del sistema y requiere una llave especializada para operar, que se proporciona con la caldera.
  • Enlace de llenado sin llave: se acciona mediante una palanca integrada debajo de la caldera.

Una vez ubicado, debe girar la válvula respectiva y vigilar el manómetro. Oirá el sonido del agua que fluye a medida que el sistema se ajusta y el manómetro comenzará a subir.

Cuando el manómetro llega a 1.1 – 1.2 bar, la caldera está a la presión correcta y esta se ha llenado lo suficiente.

Este proceso solo debe realizarse una o dos veces al año y cualquier aumento podría ser un indicio de una fuga en el sistema de agua.

¿Qué pasa si la presión de la caldera es demasiado alta?

Tan importante es saber aumentar la presión de la caldera, como saber reducirla en el caso de que el manómetro de la caldera comience a exceder 3.0 bar.

Como se mencionó anteriormente, si tu caldera funciona constantemente a una presión más alta, podría causar un fallo del sistema o daños en tu hogar.

Un buen indicador de si la presión de tu caldera es demasiado alta es si puedes ver fugas o goteos de agua de la válvula de alivio de presión, generalmente ubicada en la pared exterior donde se instaló la unidad.

En algunos casos, una válvula de alivio de presión con fugas puede hacer que se acumule corrosión en las tuberías de la caldera.

Es posible que necesite una nueva caldera si estos problemas continúan.

Aquí te explicamos otros cuatro motivos por los que deberías cambiar tu caldera.

Mira nuestras ofertas en calderas.

Cómo reducir la presión de la caldera

La forma de reducir la presión del agua es drenando agua del sistema, esto se hace abriendo la llave de agua del radiador, como cuando los purgamos.

Una vez que se haya drenado el agua, debes revisar el manómetro de la caldera para asegurarte de que se mantiene dentro de los parámetros efectivos. Mientras ajustas tus radiadores, también puede ser útil purgarlos.

Cómo purgar un radiador

La purga de radiadores es un proceso rápido y fácil, que cualquier persona puede realizar.

De hecho es una operación que se debería repetir todos los años antes del invierno.

Puedes ver este vídeo donde se explica como hacerlo.

Cuenta siempre con profesionales

Si los problemas de presión de la caldera persisten contacta siempre con profesionales, ya que puede ser peligroso realizar cualquier manipulación de las calderas sin los conocimientos necesarios para ello.

En Astroclima contamos con mas de 20 años de experiencia en el sector, no dudes en contactar con nosotros para el mantenimiento o instalación de tu caldera.

Publicaciones Similares