Tipos de mosquiteras, cuál elegir

Tipos de mosquiteras, cuál elegir

Tipos de mosquiteras, cuál elegir

Poquito a poco el invierno nos abandona y el calorcito se va colando en nuestros hogares.
Si sois como yo, que me encanta dejar las ventanas abiertas cuando llega el buen tiempo, tendréis el mismo problema: Que no sólo el calorcito se cuela… y si encima vivís enfrente de un parque, me entenderéis a la perfección.
Por eso hoy os traigo este post dedicado a las (benditas) mosquiteras, para que podáis disfrutar de la brisa y los rayos del sol sin picaduras y zumbidos.

 

Mosquitera sin marco


La más barata y para manitas, ya que te la creas tú.
Viene la malla junto con una cinta adhesiva de doble cara donde uno de sus lados es rugoso y el otro liso y con pegamento. Recortas la malla a la medida de la ventana, y pegas en el marco interior o exterior la cinta por la cara del pegamento. La parte rugosa sirve para tensar la malla…y voilá. Ya tienes tu mosquitera lista.
Las he utilizado y este tipo de mosquiteras a mí personalmente no me gustan por una razón obvia, no son de quita y pon. Terminé quitándolas por el tema limpieza, pero para gustos, colores.

Mosquiteras correderas


Bajo mi punto de vista, son las mosquiteras ideales para las que tenemos ventanas correderas. Ocupa toda la hoja de la ventana y las puedes deslizar de un lado a otro, independientemente de la ventana que quieras abrir, pues van encajadas en el perfil de la ventana. Su contorno va recubierto de un pequeño felpudo que hace la función de burlete, para evitar que se cuelen por las guías pequeños insectos. Se quitan y ponen muy fácilmente, lo que hace que su limpieza sea muy cómoda.

Mosquiteras con marco fijo


Cada vez que veo este tipo de mosquiteras, no puedo evitar acordarme de mi padre…las tenía puestas en todas las habitaciones y el ser fijas no era un impedimento para él, todos los años las quitaba y las guardaba para el siguiente verano, y no, no era de Bilbao.

Como las mosquiteras sin marco, también son fijas.
Este tipo de mosquiteras encaja a presión en el marco de la ventana. Se necesita una malla metálica y listones de madera para hacer el marco. La malla se une al marco con grapas de carpintería. Este tipo de mosquiteras cada vez se usan menos.

Cortinas mosquiteras


También para hacerlas tú, esta vez para las puertas.
En este caso, el kit viene con un soporte que tendrás que fijar atornillándolo en la parte superior del marco de la puerta. Las cortinas van superpuestas unas encima de otras para evitar que se cueles los bichitos, y tienen los mismos pesos que los paneles japoneses, para que vuelvan a su posición inicial cuando se han movido.

Mosquiteras enrollables o abatibles


Es uno de las más demandadas y utilizadas por su comodidad.
Su uso se asemeja al de los estores, dispone de una sujeción en la parte inferior para que la malla quede totalmente lisa y estirada, y al recogerse, la malla se pliega para guardarse en un cajoncito que está en la parte superior.
Los últimos modelos son ya anti-polen, por lo que vienen de lujo si tenemos personas en casa con alergia.
Son muy prácticas ya que se pueden utilizar tanto horizontal, como verticalmente.

Mosquiteras plisadas


Este tipo de mosquiteras suelen colocarse en las puertas, como las cortinas mosquiteras, y su uso es muy similar al de las mosquiteras enrollables, solo que la forma de recogerse es en tipo acordeón. Son de las que menos espacio ocupan, pero son también de las más frágiles en cuanto a viento se refiere.

Deja un comentario