Por qué cambiar tu aire acondicionado a uno de eficiencia energética A

Por qué cambiar tu aire acondicionado a uno de eficiencia energética A

En el anterior artículo, te hablábamos sobre cuáles eran los 5 mejores Splits del 2017, y hoy queremos explicaros porqué es bueno cambiar nuestros antiguos aparatos, a unos con una buena eficiencia energética.

La eficiencia energética es sin duda una de las grandes asignaturas pendientes que tenemos todos los compradores, y es que no se suele dar importancia a la calificación de un aparato como este, pese a que afecta, y mucho, a nuestros bolsillos, ya que puede suponer un gran ahorro.

La calefacción es el servicio que más energía consume en el hogar, llegando a representar un 46% del total, por lo que elegir un electrodoméstico de clase energética A es la opción más sensata, donde además de tu bolsillo, el medio ambiente te lo agradecerá.

Los electrodomésticos de Clase A vienen indicados con el color verde y cuantas más “+” tengan mejor. Esa seña quiere decir que consumen menos de la mitad de la media, mientras que los de la G, señalados en rojo, necesitan más del 125% para funcionar, y ese alto consumo se traduce en un mayor gasto. Es decir, entre un aire acondicionado con etiqueta C y una A compra la A, pero entre una A+ y una A+++ adquiere ésta última.

Para clasificar un equipo de aire acondicionado con una eficiencia energética A, éste debe cumplir con un mínimo de eficiencia que viene marcado por la Directiva de etiquetado de eficiencia energética 2002/31/CE. Según esta normativa, para clasificar un equipo de aire acondicionado con el rango de eficiencia “A” debe tener una eficiencia en frío (EER) superior a 3,2 y una eficiencia en calor (COP) superior a 3,6. Si ya es importante el ahorro que se puede conseguir en una vivienda, imaginemos la gran cantidad de energía que es posible ahorrar en instalaciones de climatización industrial.

Parámetros de rendimiento y etiqueta energética (COP, SCOP, EER, SEER)

Los parámetros habituales de medida del rendimiento para aires acondicionados y bombas de calor son el COP y el EER. Recientemente estos dos parámetros han sido mejorados por los parámetros SCOP y SEER, te explicamos que significa cada uno:
COP = Potencia calorífica aportada / Potencia eléctrica consumida: Es el indicador del rendimiento de un aire acondicionado funcionando en modo calefacción (Ver más sobre el COP). Cuanto más elevado sea el rendimiento, más eficiente y menos consumo tendrá nuestro dispositivo.

EER = Potencia frigorífica aportada / Potencia eléctrica consumida: Es el indicador del rendimiento de un aire acondicionado funcionando en modo refrigeración (Ver más sobre el EER). Cuanto más elevado sea, más eficiente y menos consumo tendrá nuestro dispositivo.

SCOP y SEER = Con la aplicación del reglamento delegado UE 626/2011, los parámetros simples anteriores (COP y EER) han sido modificados por los estacionales (SCOP y SEER). Estos parámetros estacionales son más útiles para realizar comparaciones ya que miden el rendimiento anual en unas condiciones establecidas, mientras que los valores no estacionales solo medían el valor a plena carga en un momento determinado.

La etiqueta energética: Las etiquetas energéticas que llevan todos los aires acondicionados comercializados basan su clasificación en los valores del SCOP y SEER. La clasificación de más a menos eficiencia es la siguiente:

Cuando vayas a elegir tu aire acondicionado, busca en los catálogos los parámetros de rendimiento más altos en SCOP o SEER. Cuanta más potencia tenga el aire acondicionado más caro será, así como también las máquinas más eficientes tendrán un precio superior.
La clave es encontrar un compromiso entre el precio y la eficiencia según tus necesidades de consumo. Instala un termostato para poder controlar en todo momento su uso.

Si además de contar con un aparato de buena eficiencia energética, es inverter, muchísimo mejor.

La tecnología inverter, aplicada a los equipos de aire acondicionado, es la encargada de regular el funcionamiento del compresor. En vez de forzar al aparato a encenderse y apagarse una y otra vez, el inverter hace que el compresor trabaje de forma continúa logrando así una mayor eficiencia en su funcionamiento.

Acondiciona tu casa y compra un equipo de refrigeración eficiente

Ten en cuenta que, si vas a usar el dispositivo de forma intensiva, amortizarás un aire acondicionado más eficiente en poco tiempo ya que tu consumo será mucho menor.

Si aún con lo que te hemos explicado tienes dudas, no dudes en contactar con nosotros, te informaremos adecuadamente y te ofreceremos un presupuesto de instalación sin compromiso.

Deja un comentario