Ventajas e inconvenientes de las calderas de condensación

Ventajas e inconvenientes de las calderas de condensación

Ahora más que nunca debido a las continuas subidas, es importante ahorrar en las facturas de nuestro hogar por lo que resulta conveniente, renovar nuestra vieja caldera por una caldera de condensación.

las calderas de condensación son a día de hoy el sistema más eficiente para disfrutar de calefacción y agua caliente por gas y las únicas que se pueden fabricar desde el año 2015.

Esto se debe a que estas calderas no solo consiguen un ahorro en el consumo de energía que se transforma en un ahorro económico, si no que gracias a sus características aprovechan mejor el calor, emiten un 70% menos de gases contaminante, minimizando con ello la huella ecológica. El resto de calderas irán desapareciendo paulatinamente del mercado.

Las calderas de condensación presentan numerosas ventajas aunque como todo también algún inconveniente.
Vamos a detallar ambos puntos para que os sirva de orientación a la hora de optar por la instalación de una caldera.

VENTAJAS DE LAS CALDERAS DE CONDENSACIÓN

Mayor ahorro en la factura

Gracias a este aprovechamiento del calor respecto a las calderas convencionales consiguen un ahorro del 25 al 30% en el consumo de energía en nuestro hogar, lo que evidentemente se traduce en un importante ahorro económico en nuestra factura del gas.

Mayor eficiencia energética

Las calderas de condensación son las calderas de gas más eficientes del mercado, ya que debido a su funcionamiento consigue aprovechar el 100% de la energía utilizada y que aprovechan el calor latente que se origina en la condensación.
Las calderas convencionales desperdician este calor en la salida de humos, resultando así mucho menos eficientes y más contaminantes.

Reducción de gases contaminantes

Las calderas de condensación reducen la temperatura de los gases de combustión y con ello las emisiones de gases contaminantes a la atmósfera hasta un 70% reduciendo con ello el daño medioambiental a nuestro planeta.

Más silenciosas

Las calderas de condensación no generan molestos ruidos al funcionar de forma continuada lo que las hace extremadamente silenciosas con lo que esto supone para nuestra comodidad.

INCONVENIENTES DE LAS CALDERAS DE CONDENSACIÓN

Mayor coste inicial

En un primer momento la inversión a realizar será mayor ya que las calderas de condensación generalmente son más caras que las tradicionales, sin embargo esto lo tendremos que tomar como una inversión a corto plazo ya que habremos amortizado este coste inicial en pocos meses al bajar nuestra factura de gas.

Necesitamos un desagüe para la caldera

Antes de instalar una caldera de condensación tenemos que tener en cuenta que tendremos que instalar en un desagüe para poder eliminar los condensados.
Las calderas de condensación necesitan de un desagüe permanente y resistente a la acción de los condensados.

Necesitamos Salida de humos

También necesitamos una salida de humos con chimenea por donde pueda salir el vapor de agua.
Este vapor es completamente inofensivo pero si la chimenea no esta instalada correctamente puede generar goteos y otras molestias para los vecinos o humedades a nosotros.

Es evidente que las ventajas de las calderas de condensación, su eficacia y ahorro son un reclamo más que suficiente para decantarnos por su instalación el cual además tendremos que acometer a la larga debido a la desaparición de los otros modelos de calderas.

Astroclima apostamos firmemente por las calderas de condensación por su calidad, rentabilidad y precio a a largo plazo. Y con este artículo esperamos haber despejado cualquier duda que pudiese quedar a la hora de sustituir vuestra vieja caldera.

Deja un comentario