Calentando tu hogar con suelo radiante

Calentando tu hogar con suelo radiante

En estos tiempos tan gélidos lo que menos nos gusta es pasar frío y para ello sentimos la necesidad de encender la calefacción pero no nos queremos pasar con su uso debido a que suben las facturas de luz y gas. Algunos sistemas de calefacción conllevan un alto gasto económico que además suele ir acompañado de una baja eficiencia energética. Sin embargo un punto a tener en cuenta para el consumo energético es contar con una correcta climatización, instalación y una correcta distribución del calor y del frío.

suelo-radiante

Hoy vamos a hablar del suelo radiante por conducción de agua, método similar al del suelo radiante eléctrico, el techo radiante o muro bajo radiante.

La calefacción por suelo radiante se basa en la  instalación de tuberías por toda la superficie de la vivienda bajo el suelo que puede ser tanto de parqué como mármol, moqueta u otras superficies. Estas tuberías funcionan conduciendo agua caliente que permite transmitir calor al ambiente de nuestro hogar. Para producir el calor podemos utilizar calderas de gas, bombas de calor, placas solares…

suelo-radiante-tuberias

Como todas las opciones que podemos barajar a la hora de elegir las diversas formas de calentar nuestra casa debemos conocer sus ventajas y sus inconvenientes.

VENTAJAS DEL SUELO RADIANTE

  • Consideraremos la instalación de suelo radiante ya que puede llegar suponer un ahorro entre un 10% y un 20% en relación a otros sistemas de calefacción. Esto es debido a que la temperatura de impulsión del agua es muy baja frente a los sistemas tradicionales.
  • Conseguiremos un mayor confort ya que la temperatura del aire cercano al suelo será un poco superior a la temperatura del aire a la altura de la cabeza. Y el calor se repartira de forma uniforme por toda la casa.
  • Es un sistema más saludable: no se producen corrientes de aire por lo que se reduce el polvo, no provoca sequedad como otros, y la baja humedad consigue evitar la aparición de ácaros.
  • El suelo radiante puede utilizar diferentes sistemas de calentamiento de agua como calderas, bomba de calor y energía solar.
  • Debido a una bomba de calor podemos utilizar la misma instalación para refrescar el suelo cuando el tiempo sea mas caluroso.
  • Este sistema puede trabajar de forma continua durante muchas horas por lo que es muy útil para las casas o edificios con una ocupación de horario alta.
  • No ocupa espacio como los radiadores, y no afecta a la decoración de la vivienda por lo que resulta beneficioso para la estética de nuestro hogar.
  • Al tener un consumo más bajo, respeta más el medio ambiente.

suelo-radiante-casa

suelo radiante

INCONVENIENTES DEL SUELO RADIANTE

  • Requiere una inversión inicial elevada ya que el precio de este tipo de calefacción es mayor que el de otros sistemas, pero la inversión se rentabiliza en un corto plazo de tiempo.
  • Suele utilizarse en casos de obra nueva o en una rehabilitación por lo que si ya tenemos nuestro hogar acomodado y queremos optar por este sistema necesitaremos una obra de gran tamaño.
  • Requiere más tiempo el calentar la casa debido a que al utilizar temperaturas más bajas de agua, la distribución de esta agua para calentar la vivienda es mayor que con un sistema tradicional.
  • El precio del suelo radiante suele ser bastante elevado alcanzando costes de hasta 40€ el metro cuadrado.

Como podemos ver las desventajas suelen ser de instalación y de costes pero merecen la pena porque una vez instalado tendremos una original manera de calentar la casa y dará un cálido ambiente a nuestro hogar. Sin embargo no debemos olvidar que este sistema requiere un mantenimiento que no será muy complicado de llevar a cabo como veremos ahora.

MANTENIMIENTO DEL SUELO RADIANTE

Una de las labores principales para el mantenimiento de este tipo de calefacción en nuestro hogar es la limpieza y reciclaje del agua que se encuentra en el sistema. Las labores de mantenimiento pueden ser de dos tipos:

  • Mantenimiento correctivo: cuando se deben corregir fallos, y arreglar o cambiar alguno de los elementos del sistema debido a desgastes o pequeñas averías.
  • Mantenimiento preventivo de suelo radiante: inspecciones periódicas para comprobar las condiciones del sistema para poder evitar futuros problemas.

Si no se va renovando esta agua el desgaste produce que en los tubos se vayan acumulando sustancias que debemos extraer si no queremos que estos se estanquen, o que produzcan que el agua no pueda fluir y disminuya la transmisión de calor y el rendimiento de la instalación, o que puedan terminar produciendo averías en otros elementos de la instalación. Por ello, es muy importante el mantenimiento preventivo, ya que si conseguimos que la instalación este bien cuidada podemos pasar muchos años sin averías y prolongar la vida de los componentes, y lo más importante podremos disfrutar de largos periodos de tiempo con un agradable ambiente cálido.

Como podemos ver este tipo de sistemas de calefacción será ideal si quieres hacer una gran reforma o si estás pensando en comprar una casa que sea de obra nueva. Por lo que sin duda os recomendamos este método de calentar vuestro hogar ya que ahora con el invierno sera un gran revalorizador de nuestra casa ademas de que nos dará una temperatura agradable por todo nuestro hogar.

Deja un comentario